Presencia de mascotas durante el embarazo y el desarrollo de mi bebé

Nuevo integrante a la manada

En esta ocasión abordaremos el tema “Presencia de mascotas durante tu embarazo y  maternidad”, donde a lo largo de este texto nos daremos cuenta que todo se basa en una cuestión, responsabilidad.

Durante la etapa de nuestras vidas en la cual estamos a punto de recibir un bebé, la principal preocupación es ¿mi mascota afectará su salud? La realidad es que las respuestas pueden ser muy variables y dependerán de las condiciones en las que normalmente cuidas a tu mascota. 

Lo principal es tener actualizado el calendario de vacunación y desparasitación, esto implica la aplicación de refuerzos anuales de sus vacunas y, al menos, desparasitarlo dos veces al año (la frecuencia depende del desparasitaste utilizado, la rutina de la mascota y las recomendaciones del médico veterinario para cada caso en específico). Además, debes considerar que para tener una mayor eficacia de la desparasitación, en la mayoría de los casos, debes hacerla en general con todos lo que habitan ese hogar (humanos y animales).

También, debes mantener limpio a tu compañero, por ejemplo, en el caso de aquellas personas que cuentan con un canino en casa, la frecuencia de sus baños depende de los productos que utilices. De preferencia no bañes a tus mascotas con los shampoos de uso humano, ya que contienen ingredientes que pueden resecar la piel e incluso irritarla, mejor opta por utilizar productos de uso veterinario.

 El uso de shampoos comerciales, que son los que podemos conseguir en el supermercado o tiendas de mascotas, debe ser con una frecuencia no mayor a 1 vez al mes, ya que usarlos con mayor frecuencia podría generar resequedad en la piel, exponiéndolos a problemas dérmicos (ej. pulgas, garrapatas, alergias). 

Los shampoos hipoalergénicos, que son aquellos que venden en clínicas veterinarias, puedes utilizarlos hasta 1 vez a la semana sin afectar la piel, ya que sus fórmulas contienen ingredientes que ayudan a mantenerla hidratada. El precio puede ser un poco más elevado a diferencia de los shampoos comerciales, pero si necesitamos o queremos bañarlos con mayor frecuencia es mejor hacerlo con seguridad y sin afectar su salud. Bastará con que cepilles al menos cada tercer día el pelaje de tu mascota para retirar el pelo muerto y mantener un pelaje saludable.

Otro punto muy importante es la limpieza de la cama o espacio donde vive tu compañero, lava constantemente la cama (al menos 1 vez a la quincena) o jaula (1 vez a la semana), patio o arenero (todos los días), esto evitará la acumulación de ácaros o propagación de parásitos. 

Recuerda lavar continuamente tus manos, sobre todo antes de ingerir alimentos. Si te preocupa contaminar tus manos puedes utilizar guantes durante la limpieza de areneros o jaulas de roedores y posteriormente lavar tus manos con jabón de tocador.

Existe la creencia que a la llegada del bebé, las mascotas se sienten celosas y pueden atacarlo, pero las cosas no necesariamente tiene que ser así, si mantienes los mismos cuidados y permites el acercamiento entre tu mascota y el nuevo integrante de la familia, puede verlo como un nuevo integrante de su manada y de inmediato le proporcionará protección. Lo importante es que todos disfruten de esta etapa de la vida y que no se convierta en una competencia por quién tiene mayor atención. 

Artículos científicos de universidades estadounidenses y de otros países como Colombia, han demostrado que el desarrollo de niños con mascotas desde edades muy tempranas, disminuye las probabilidades de que padezcan enfermedades alérgicas o asma. Además de ayudar en el proceso de socialización, diminución del estrés, aislamiento social y depresión, educación a base valores y respeto a la vida de especies distintas a la suya (http://www.scielo.org.co/pdf/rccp/v20n3/v20n3a16.pdf).

Por último, si la adopción de una mascota la haces durante el periodo de embarazo, es recomendable que consideres una especie y raza que sea recomendable para que cuide de tu hijo, no necesariamente las razas pequeñas son la mejor opción (Entérate: Nueva mascota en casa).

Tu mascota no es el enemigo… puede llegar a ser el mejor aliado en el cuidado de tu bebé.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *